skip to content
 

El Tribunal de Inmigración de la ciudad de Minneapolis - Saint Paul

Proyecto del Tribunal de Inmigración de familias y menores de Minnesota

Elaborado por The Advocates for Human Rights

27 de marzo de 2015


El Proyecto para familias y menores brinda asesoramiento legal gratuito a menores sin la compañía de un adulto o grupo familiar que deseen consultar a un asesor legal gratuito la primera vez que concurren a un tribunal. En Minnesota, el tribunal a cargo del Juez Castro ofrece asesoramiento legal gratuito los martes y jueves por la mañana.

 

Funcionamiento

Luego de su audiencia con el juez, habrá abogados voluntarios fuera de la sala del tribunal esperando para asesorarlo. Si al salir de la sala no ve a ningún abogado voluntario, espere un momento, es probable que estén ocupados con otras personas. Si no puede esperar, o luego de esperar  un tiempo razonable no encuentra a ningún abogado, comuníquese a una de las agencias a los siguientes números:

  • Si usted es un menor sin la compañía de un adulto, comuníquese a la agencia Mid-Minnesota Legal Aid al (612) 332-1441.
  • Si usted es un adulto con hijos, comuníquese a The Advocates for Human Rights al (612) 341-9845.
  • Tanto adultos como menores pueden comunicarse al Immigrant Law Center of Minnesota (Centro legal para inmigrantes de Minnesota) al (651) 641-1011.

Los datos de estas agencias también se pueden consultar en la lista de servicios legales gratuitos que el juez entrega a todas las personas que concurren al tribunal.

Procedimiento en caso de que logre consultar a un abogado voluntario en el tribunal. La reunión con el asesor legal durará aproximadamente entre 30 y 45 minutos. Le solicitará su nombre, domicilio, número telefónico e información sobre el grupo familiar con el que convive. Le hará preguntas sobre la fecha en que ingresó a los Estados Unidos, el medio de transporte en el que llegó al país y el motivo por el que desea vivir en los EE. UU. Le preguntará si tiene miedo de volver a su país de origen y si le sucedió algo malo o atemorizante en su país o en el viaje hacia los Estados Unidos. El abogado le hará estas preguntas para poder tener información sobre su caso y así poder explicarle si existe alguna posibilidad de permanecer legalmente en los Estados Unidos. Una vez que finalice sus preguntas, el asesor legal responderá las suyas.

El abogado que lo asesore no será su abogado en la próxima audiencia; su función es solo saber más sobre su caso. Este es el primer paso. El abogado analizará la información que usted le suministró junto con las agencias encargadas de asignar abogados gratuitos a las personas. Un empleado de alguna de esas oficinas (antes mencionadas) se comunicará con usted para hacerle más preguntas sobre su caso o le enviará una carta. Estas agencias le dirán que sí pueden ofrecerle un abogado gratuito que lo represente ante el tribunal o le dirán que no pueden asignarle un abogado gratuito. La respuesta afirmativa o negativa por parte de la agencia puede demorar algunas semanas. Si se aproxima la fecha de una nueva audiencia y usted todavía no recibió una respuesta, comuníquese a los números antes indicados y pregunte por su caso.

En caso de mudarse, es importante que notifique al tribunal sobre su nuevo domicilio de recepción de la correspondencia.  Asimismo, si se muda o cambia su número de teléfono, es posible que las agencias no puedan comunicarse con usted o enviarle una notificación por correo postal. En este caso, es usted quien debe comunicarse telefónicamente a las agencias (a los números antes mencionados) para hacer un seguimiento de su caso y averiguar si le pueden asignar un representante legal gratuito.

No todas las personas reciben representación legal gratuita. Si estas agencias no pueden ayudarlo a conseguir un abogado gratuito, deberá contratar uno por su cuenta o representarse a sí mismo ante el tribunal.